Saltar al contenido
Biología Visual

10 Causas del Calentamiento Global ¿Qué lo Provoca?

Índice

    El calentamiento global

    La contaminación del mar, el efecto invernadero o el cambio climático son aspectos del medioambiente que debemos aprender. ¿Sabes qué es el calentamiento global y qué lo provoca? Te contamos todos los detalles.

    El calentamiento global resulta del aumento del efecto invernadero, un proceso en el que la radiación térmica emitida por la Tierra queda atrapada en la atmósfera debido a los gases con ese efecto. Su existencia es natural y necesaria para mantener la temperatura del planeta en unos niveles habitables. El problema es que las emisiones de gases han aumentado. El calentamiento global no solo se debe a efectos naturales como el aumento de la actividad solar o a fenómenos que se producen en la Tierra como la emisión de metano en los glaciares.

    Además de los fenómenos naturales, el calentamiento global se produce por actividades humanas. Las causas del calentamiento global son las siguientes:

    10 Causas del calentamiento global

    1. Las emisiones en los vehículos son un tema particularmente tratado por ser el producto de la combustión producida en los motores al generar la energía para producir el movimiento de los trasportes. Estos motores de combustión interna, que la mayoría emplea como combustible gasolina, emiten al medio ambiente distintos gases que alteran la composición natural y contribuyen, además, a reacciones químicas o físicas que empeoran la calidad del aire en el medio ambiente. Los veiculos de gasolina contribuyen al calentamiento global. Esto se debe al alto nivel de dióxido de carbono que se libera cuando se utilisan la gasolina.

    Emisiones en el transporte - Imagen

    2. Una central termoeléctrica es una instalación industrial empleada en la generación de energía eléctrica a partir de la energía liberada por combustibles fósiles como gas natural, petroleo, carbón y madera. Este calor es empleado por un ciclo termodinámico convencional para mover un alternador y producir energía eléctrica, en el caso de usar combustibles fósiles, liberando dióxido de carbono a la atmósfera. Cuando el calor se obtiene mediante la fisión controlada de núcleos de uranio la central se llama central térmica nuclear. Este tipo de central no contribuye al efecto invernadero, pero tiene el problema de los residuos radioactivos que han de ser guardados durante muchos años.

    Central termoeléctrica - Imagen

    3. La industria y el sector manufacturero generan emisiones, sobre todo a partir de la quema de combustibles fósiles que permite producir la energía necesaria para la producción de plásticos, ropa y otros bienes. También, en el ciclo de vida de las prendas, el uso de energía y la emisión de dióxido de carbono es mayor durante la extracción inicial de la fibra, especialmente en el caso de las fibras sintéticas, ya que se originan a partir de combustibles fósiles.

    Sector manufacturero - Imagen

    4. La minería y otros procesos industriales también liberan gases. Este consumo se da en el uso de maquinaria y durante los procesos de explotación de los minerales. Aunque, el proceso que consume la mayor cantidad de energía (y emite más dióxido de carbono a la atmósfera) no es la extracción de la roca del suelo, sino las etapas de purificación y refinado que permiten obtener el producto metálico final.

    Minería - Imagen

    5. La industria del cemento contribuye a la emisión del dióxido de carbono, debido a las reacciones químicas que se producen durante la fabricación de este material. Ocurre cuando la piedra caliza y arcilla se transforman en dióxido de carbono y clínker, el componente clave del cemento. También, se añade la quema de combustibles fósiles para obtener la energía necesaria en la reacción.

    Industria del cemento - Imagen

    6. El aumento de la deforestación. Los árboles son capaces de transformar el dióxido de carbono en oxígeno y, a medida que disminuyen los árboles debido a la tala sin control, desaparece una de las principales formas de eliminar el dióxido de carbono. La pérdida de bosques reduce la capacidad de captura del carbono e incrementa la absorción de calor terrestre, incrementando el problema del calentamiento global.

    Deforestación - Imagen

    7. Los bosques son grandes contenedores de carbono. Impiden, al menos temporalmente, que ese carbono acabe en la atmósfera en forma de gases. Pero cuando se queman de forma masiva se calcula que un 20% pasa directamente a la atmósfera.

    Incendio - Imagen

    8. Al hacer erupción, un volcán es capaz de expulsar lava, así como partículas que son capaces de alterar la temperatura del planeta. Si bien es cierto que los volcanes liberan a la atmósfera grandes cantidades de gases como el dióxido de carbono, cabría recordar que también desprenden otro tipo de gases cuyo efecto es el contrario como el dióxido de azufre. Así pues, el principal impacto de las erupciones en el clima está relacionado con la conversión de ese dióxido de azufre en ácido sulfúrico, un componente que se condensa rápidamente en la estratosfera para formar una capa de aerosoles que reflejan la radiación del Sol hacia el espacio, contribuyendo así al enfriamiento de la troposfera, la capa más baja de la atmósfera terrestre.

    Volcán - Imagen

    9. El permafrost del Ártico, una superficie que está permanentemente congelada, almacena grandes cantidades de metano. La mayoría del permafrost actual se formó durante cientos de miles de años y, debido a su antigüedad, ha ido acumulando grandes cantidades de metano y carbono provenientes de la materia orgánica descompuesta en su interior. El permafrost se degrada con el calentamiento, por lo que se puede liberar el metano a la superficie. Si bien es un proceso natural a largo plazo, la liberación de metano se ve agravada por el calentamiento global. Esto tiene como resultado efectos negativos, ya que el metano es un potente gas de efecto invernadero.

    Permafrost del Ártico - Imagen

    10. El 10% de las emisiones de metano provienen de los vertederos. Un proceso altamente contaminante que surge de la fermentación de los desechos acumulados. El metano es un gas de efecto invernadero aún más potente que el dióxido de carbono. La mayoría de los vertederos de Europa y EE UU están sellados para aislarlos de los elementos y del entorno. Sin embargo, en países de Asia, África y Sudamérica, los residuos suelen acabar en vertederos abiertos a la intemperie.

    Vertedero - Imagen