Saltar al contenido
Biología Visual

Ciclo de Vida de los Seres Vivos Nacen, Crecen, se Reproducen y Mueren

Todos los seres vivos, incluidos los humanos, nacen, crecen, se reproducen y mueren. Al final, si el organismo tuvo crías​, la vida continúa. Llamamos a esto un ciclo de vida.

ciclo de vida de los seres vivos nacen crecen se reproducen y mueren

En general, el ciclo de vida de los seres vivos tiene cuatro etapas básicas. Sin embargo, algunos organismos pueden tener diferentes etapas de crecimiento, y los nombres exactos de cada una pueden diferir ligeramente según la especie.

El tiempo que un organismo pasa en cada etapa también varía. El tiempo que le toma a un organismo completar su ciclo de vida se llama expectativa de vida. La expectativa de vida de los organismos va desde semanas a miles de años.

A continuación se presentan las 4 etapas del ciclo de vida de los seres vivos con sus principales características.

Índice

    Los seres vivos nacen

    los seres vivos nacen

    ¿Alguna vez has visto un nido de alguna ave? Muchas aves ponen sus huevos en nidos. Algunos de los huevos pueden eclosionar y las crías salen de estos huevos.

    El modo de nacimiento puede ser diferente en cada especie. Algunos animales producen sus crías a través de huevos. Otros animales dan a luz a sus crías.

    Los animales se llaman vivíparos cuando las crías crecen y se desarrollan dentro del útero de la madre hasta el momento del nacimiento, u ovíparos cuando ponen huevos en un nido, donde completan su desarrollo embrionario antes de la eclosión. Algunos reptiles son ovovivíparos porque sus embriones se desarrollan en huevos que permanecen dentro del cuerpo de la madre hasta que eclosionan.

    Las plantas también se reproducen. Al igual que los animales, las plantas también difieren en su modo de nacimiento. Muchas plantas nacen a través de semillas. Las plantas producen semillas que pueden germinar y crecer en nuevas plantas. Algunas plantas también se reproducen a través de partes de su cuerpo. Por ejemplo, los rizomas de los lirios se pueden dividir y plantar por separado, cada parte crecerá como una nueva planta.

    Los seres vivos crecen

    los seres vivos crecen

    El crecimiento puede ser continuo durante toda la vida, como en los árboles y plantas trepadoras, o puede limitarse a la madurez del ser vivo, como en la mayoría de los animales.

    Incluso algunos animales pasan por diferentes etapas de desarrollo seguidas de metamorfosis o mudas antes de llegar a la edad de reproducción.

    Crecimiento de las plantas

    Las plantas generalmente muestran un crecimiento continuo a lo largo de su vida.

    El crecimiento tiene lugar en las zonas más jóvenes de la planta. En muchas plantas hay un doble crecimiento: un crecimiento en longitud que permite que los tallos y las raíces crezcan más largos, y un crecimiento en grosor que permite que los tallos y las raíces aumenten en diámetro.

    Por ejemplo, los árboles crecen en longitud por el extremo de sus ramas, pero también aumentando el grosor del tronco.

    Crecimiento animal

    Los animales se desarrollan desde la fecundación hasta la edad en que son capaces de reproducirse. Después, el crecimiento es muy lento y se detiene rápidamente.

    1. Crecimiento sin metamorfosis

    En los animales ovíparos:

    La hembra pone huevos que contienen el nuevo ser vivo y reservas para su desarrollo. El animal que sale del huevo tiene, más o menos, el mismo aspecto que el adulto. Durante su crecimiento, sus miembros y órganos cambiarán en tamaño y proporción.

    En animales vivíparos:

    La cría se desarrolla dentro del cuerpo materno. Al nacer, también tiene la apariencia de un adulto, más pequeño y con diferentes proporciones.

    En el caso de los mamíferos, de los que los humanos forman parte, el inicio del crecimiento se asegura mediante la lactancia. Es durante este período que el desarrollo es más rápido.

    2. Crecimiento con metamorfosis

    Entre el nacimiento y el momento de la maduración del organismo, hay una serie de transformaciones.

    Algunos animales cambian casi totalmente de apariencia durante su crecimiento. Esto se llama muda o metamorfosis.

    Metamorfosis incompleta:

    Los animales pasan por varias mudas hasta transformarse en individuos adultos. Los organismos inmaduros se asemejan al adulto fuera de que son más pequeños.

    La muda es cuando un animal abandona su caparazón, piel o exoesqueleto que se ha vuelto demasiado pequeño. Cuando el animal muda, ya se ha formado una nueva cutícula blanda debajo de la antigua. La anterior cutícula se abre, el animal sale y la abandona. La nueva cutícula se endurece cuando entra en contacto con el aire.

    En los insectos solamente después de la última muda, las alas se desarrollan completamente y son funcionales.

    Metamorfosis completa:

    Indica un cambio completo en la apariencia del animal durante su desarrollo: aparecen nuevos órganos, otros desaparecen y, a veces, el entorno de vida cambia (por ejemplo, de agua a tierra para la rana y de tierra al cielo para la mariposa).

    Los seres vivos se reproducen

    los seres vivos se reproducen

    En el ciclo de vida, los seres vivos nacen, crecen, se reproducen y mueren. Sin embargo, en la etapa de reproducción se producen crías, por lo tanto nuevas vidas comienzan. Así, el ciclo de vida continúa generación tras generación.

    Un ciclo de vida solo puede repetirse si el adulto se reproduce antes de morir. Esto asegura la supervivencia y la continuidad de su especie en el ecosistema. También, mediante la reproducción se generan crías con el material genético de sus progenitores, lo que ayuda a transmitir rasgos beneficiosos y ayuda a la evolución.

    La reproducción es la función que siempre está presente en los seres vivos. Aunque la reproducción no es vital para la vida de un organismo, sin la reproducción, todas las especies estarían condenadas a la extinción.

    Hay una gran variedad de especies en el mundo, y cada una ha desarrollado su manera de multiplicarse y producir sus próximas generaciones.

    En los seres vivos existen dos formas principales de reproducción: sexual y asexual.

    Reproducción sexual

    La reproducción sexual es la producción de un nuevo organismo a partir de dos padres mediante el uso de gametos. Los gametos contienen la mitad del material genético de la madre y del padre. De esta forma, los cromosomas del gameto femenino (óvulo) se unen con los cromosomas del gameto masculino (espermatozoide), con lo cual forman un nuevo individuo con diferente ADN.

    Los humanos, peces, ranas, gatos, perros, etc., todos se reproducen por este método.

    Reproducción asexual

    En este método, un solo padre da origen a la descendencia. Como resultado, las crías no solo son similares entre sí, sino que son exactamente iguales a su progenitor. Estos organismos se denominan a menudo clones porque son morfológica y genéticamente idénticos.

    La reproducción asexual se encuentra más comúnmente en los organismos unicelulares. En organismos del reino Monera y Protista, es común la fisión binaria como método de propagación. Así, en estos seres vivos la división es su único modo de reproducción.

    La reproducción asexual también se encuentra en algunas plantas y animales que tienen estructuras celulares relativamente simples.

    Los seres vivos mueren

    los seres vivos mueren

    Todos los organismos que vemos a nuestro alrededor tienen un cierto límite de tiempo. El período desde el nacimiento hasta la muerte del ser vivo se llama expectativa de vida.

    Algunos organismos tienen una vida tan corta como unos cuantos días y algunos viven incluso más de cien años.

    Debes haber observado que a menudo los años de vida de cualquier ser vivo no están relacionados con el tamaño. Incluso un pequeño loro puede vivir más años que un tigre. Los cuervos y los gorriones muestran una diferencia significativa en la duración de vida, aunque ambos son aves. Igualmente, un manzano tiene mucha más vida que un cerezo.

    De igual forma, el ciclo de vida termina. Ningún ser vivo es inmortal. Incluso un ser vivo biológicamente inmortal puede de todas formas morir al ser víctima de enfermedades o depredadores.