Saltar al contenido
Biología Visual

Pirámide Trófica y Pirámide de Biomasa

Índice

    Pirámide trófica

    Cadena y red alimentaria - Imagen

    Una cadena alimentaria simple es:

    Bayas → Ratón → Zorro

    Todas las demás cadenas alimentarias de un ecosistema pueden sumarse para formar una red alimentaria. Las flechas muestran la transferencia de biomasa de un nivel trófico a otro. Estas etapas de una cadena o red alimentaria se denominan niveles tróficos.

    Pirámide trófica - Imagen

    En la base de todas las cadenas alimentarias hay un productor. Casi siempre se trata de una planta o un alga que puede realizar la fotosíntesis para convertir el dióxido de carbono y el agua en glucosa. Esto proporciona toda la biomasa para la cadena alimentaria. Las bayas son las productoras en muchos ecosistemas.

    El segundo nivel trófico en todas las cadenas alimentarias es un herbívoro u omnívoro llamado consumidor primario. El ratón es el consumidor primario en muchas cadenas alimentarias.

    La tercera etapa es un carnívoro u omnívoro que se come al consumidor primario. Se denomina consumidor secundario y un ejemplo es el zorro. Puede haber consumidores carnívoros adicionales que se llamarían terciarios y cuaternarios.

    En el último nivel de la pirámide hay un carnívoro y suele denominarse superdepredador o ápice. Los organismos situados en la cima de la cadena alimentaria no tienen depredadores naturales. Las aves de presa, como las águilas, ocupan la cima de sus cadenas alimenticias. Los superdepredadores no son necesariamente hipercarnívoros.

    Hay otro grupo que vale la pena mencionar, aunque no siempre aparece en los diagramas de cadenas alimentarias. Este grupo es el de los descomponedores. Los descomponedores son bacterias y hongos que descomponen la materia vegetal y animal muerta. Segregan enzimas en la superficie de los organismos muertos para descomponerlos y luego absorben las moléculas alimenticias digeridas, más pequeñas.

    Otros descomponedores son los detritívoros: consumidores de desechos y consumidores de residuos. No solo se alimentan de materia orgánica muerta sino que la fragmentan también, lo que la pone a disposición de las bacterias y los hongos descomponedores.

    Según algunos los carroñeros no son considerados detritívoros ya que consumen porciones grandes de alimento. Se pueden establecer similitudes entre los detritívoros y carroñeros. Mientras que ambas estrategias de alimentación implican el consumo de materia vegetal y animal muerta, los carroñeros tienden a alimentarse a una escala mayor que los detritívoros, especializándose en carroña.

    Pirámide de biomasa

    Pirámide de biomasa - Imagen

    ¿Qué es Biomasa?

    La biomasa es tejido vivo o recientemente muerto. La masa de tu cuerpo es biomasa porque estás vivo. La madera se considera biomasa porque recientemente fue una planta. Los combustibles fósiles no se consideran biomasa porque son los restos de organismos que murieron hace millones de años y han sido modificados químicamente respecto al tejido vivo original.

    ¿Qué son las pirámides de biomasa?

    Es una representación gráfica de la biomasa (cantidad total de materia viva u orgánica en un ecosistema) presente en un área en diferentes niveles tróficos. Las unidades típicas son gramos por metro cuadrado o calorías por metro cuadrado.

    Podemos medir la cantidad de biomasa en los diferentes niveles tróficos. La biomasa total de cada nivel trófico a menudo se representa con un gráfico de barras llamado pirámide de biomasa. En una cadena alimentaria de un ecosistema sano la biomasa de cada nivel trófico debe reducirse. Un ejemplo de cadena alimentaria es:

    Trébol → Caracol → Zorzal → Gavilán

    En un ecosistema el trébol tiene más biomasa que todos los caracoles. Y a su vez, estos tienen más biomasa que todos los zorzales y así sucesivamente. Las pirámides de biomasa la mayoría de las veces tienen una forma perfecta. Si este no es el caso, es probable que el ecosistema no sea saludable y esté en peligro.

    Pirámide de biomasa invertida - Imagen

    Sin embargo, hay pirámides de biomasa invertidas que pueden ser sostenibles. Por ejemplo, en los ecosistemas acuáticos y marinos, el fitoplancton en cualquier punto será menor que la masa de heterótrofos, como zooplancton y peces. Esto se explica porque el fitoplancton se reproduce muy rápidamente, pero tiene vidas individuales mucho más cortas.

    Las pirámides de biomasa deben dibujarse de la siguiente manera:

    • Barras igualmente espaciadas alrededor del punto medio.
    • Barras que se tocan.
    • Barra para el productor en la parte inferior.
    • La longitud de cada barra es proporcional a la cantidad de biomasa disponible en cada nivel trófico.
    Cómo hacer pirámide de biomasa - Imagen

    Transferencia de biomasa

    Las flechas en una cadena alimentaria muestran la transferencia de biomasa de un organismo a otro. Un ejemplo de cadena alimentaria es:

    Maíz → Saltamontes → Lagarto → Serpiente

    Transferencia de biomasa - Imagen

    Parte de la energía del Sol que absorbe el maíz cuando hace la fotosíntesis se transfiere a los saltamontes cuando se comen la planta. Entonces la biomasa se transfiere. Luego, parte de la biomasa de los saltamontes se transfiere a los lagartos cuando se los comen y así sucesivamente.

    No toda la biomasa pasa de las plantas de maíz a los saltamontes. De hecho, solo alrededor del 10% de la biomasa se transfiere de cada nivel trófico al siguiente. El 90% restante es utilizado por el nivel trófico para completar los procesos vitales. La biomasa puede perderse entre etapas porque no se digiere toda la materia ingerida por un organismo. Una parte se excreta como desechos, como heces sólidas, orina, dióxido de carbono y agua en la respiración.

    Debido a que solo alrededor del 10% de la biomasa en cada nivel trófico pasa al siguiente, la cantidad total se vuelve muy pequeña después de solo unos pocos niveles. Por lo tanto, las cadenas alimentarias rara vez superan los seis niveles tróficos.

    No colocamos al Sol en la parte inferior de una cadena alimenticia a pesar de que las plantas productoras o las algas transfieren energía del Sol durante la fotosíntesis. Esto se debe a que el Sol no es un organismo vivo.

    De hecho, solo alrededor del uno por ciento de la energía del Sol que llega a las hojas de la planta es utilizada por ésta durante la fotosíntesis. Esto parece poco, pero es suficiente para alimentar casi todas las cadenas alimentarias de nuestro planeta.

    Transferencia de biomasa - Imagen